Abierto plazo de inscripción del Club Running Alcolea

Escribo este post a título personal, ya que me toca muy de cerca al ser socio de este Club desde hace varios años.

Hace ya un tiempo empecé a salir a correr. Por una parte, el hecho de dejar de fumar me había dejado algunos kilos de recuerdo y por otra, me encontraba mucho mejor de una lesión de rodilla que arrastraba. Siempre he hecho deporte. Fútbol, natación, ciclismo, tenis…, pero sobre todo fútbol sala, y me apetecía recuperar la forma que en otros tiempos tuve.

Aquellas primeras carreras por el canal eran un tanto frustrantes. Me daba cuenta de que los años y la forma física ya no eran los de hacía tiempo, y me cansaba muy pronto. A pesar de ello, yo seguía e iba encontrándome mejor semana a semana.

En estas que me encontré con que el Club Running Alcolea organizaba una San Silvestre de unos 4 kms. Sin dudarlo, se lo comenté a mi hermano y nos apuntamos juntos con el objetivo de pasar un buen rato.

Las sensaciones fueron buenísimas. Disfrutar de una prueba de este tipo, por las calles de nuestro pueblo y con un ambiente entrañable hicieron que me picara el gusanillo y me quedara con ganas de más. Además pude observar que tras aquella carrera había un gran trabajo y una organización perfectamente coordinada para que los participantes se divirtieran.

Cómo ya tenía el gusanillo y mi forma iba mejorando, no tardé en inscribirme en otra carrera. Fue en el Fontanar, y allí me crucé con varios corredores vestidos de azul y con el nombre de Alcolea en el escudo. Fue entonces cuando decidí hacerme socio.

Al principio dudas. Tu cabeza empieza con su típico discurso: “no conoces a nadie”, “corren más que tú”, “cómo te acogerán”…, Pero esas dudas se disipan rápido. En mi caso empecé a entrenar algunas noches con la gente del club. Gente cuyas caras te suenan de verlas por Alcolea, pero con las que no has tenido mayor relación que un hola y adiós. No importa, en ese momento eres ya uno más. Los escuchas hablar de carreras, de ritmos, de próximos objetivos… Y poco a poco te vas contagiando e integrando.

Y así llegué a mi primera carrera ya vestido de azul. Fue en Villafranca. En un deporte sumamente individual me sentí parte de un equipo. Un equipo con el que he compartido ya infinidad de pruebas, por asfalto, por campo, hasta por agua…

Por todo esto os recomiendo que si ya corréis o estáis pensando en empezar a hacerlo, nada mejor que compartir esta afición con un grupo de gente extraordinario que os acogerá con los brazos abiertos deseando de compartir kilómetros juntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s